Marcas / June 29 2020

LA EXPERIENCIA BOSE

En los años 60, Amar G. Bose, un estudiante del Massachusetts Institute of Technology (MIT), no estaba conforme con la calidad de sonido de los sistemas de audio que entonces se vendían. Como buen científico, decidió diseñar sus propios altavoces. ¿Su intención? Reproducir de la manera más fidedigna la experiencia de escuchar música en vivo. Así, nació Bose, una marca que más que ofrecernos productos, nos propone una cultura.


A nosotros nos fascinan sus productos: todos son resultado de la innovación tecnológica, además de que nos ayudaron a llevar mejor las semanas del #QuedateEnCasa. Por ejemplo, su altavoz bluetooth Revolve + que nos acompaña lo mismo en el jardín que al momento de hacer ejercicio o el modelo SoundTouch 10, que al ser pequeño y práctico, puede colocarse en cualquier espacio, mientras que el SoundTouch 20, se convirtió en nuestra biblioteca musical.


Por si fuera poco, sus sistemas de cine en casa y altavoces –como el Lifestylre 600–, fueron el complemento perfecto para nuestra sala de entretenimiento.


Sin duda, todo lo anterior es posible cuando la ciencia está detrás del sonido. ¿No es fascinante?