Colaboradores / August 03 2017

QUÉ COQUETA, COCOTTE 1ERA. PARTE Un texto de la revista Hoja Santa

Vivimos el retorno a los básicos. Quizá los humanos nos hemos equivocado tanto, que regresamos a las primeras formas. En la cocina sucede; el microondas y la fast food están ya casi en el olvido. Ahora queremos todo de la tierra a la olla. Y, si ya regresamos en el tiempo con los alimentos, ¿por qué no lo haríamos con los utensilios? Las cocottes de Le Creuset  son ollas que, además de aportar a nuestra cocina una estética tradicional y colorida, funcionan magníficamente para cocinar slow food. Sí, son lo que usaban nuestras abuelas para cocinar con calma, en una época donde la calma estaba en la cocina. Desde guisos sencillos hasta pan, la cocotte le da un mejor sabor… Tal vez sea por sus materiales  de alta durabilidad (duran toda la vida) o más probablemente porque requieren de la cocina lenta y paciente de antes.

 

Lo que es un hecho es que, si disfrutas cocinar, necesitas al menos dos ollas pequeñas; las encuentras en tamaño individual, lo que te permite cocinar poco, por ejemplo, unas zanahorias rostizadas, para acompañar una carne o un pollito al horno. Te conviene que sean delgadas y cortitas; si no lo son, cortarlas a lo largo. Después de lavarlas, no las peles: ponlas directo en la cocotte y rocíalas con un poco de aceite. En el modo broiler, las horneas por 10 minutos y luego las volteas hasta que la piel esté inflada y dorada.  Agrega sal, pimienta y un poco de perejil para decorar. O prepara un mini soufflé de papas. Corta con una mandolina una papa mediana en rebanadas súper delgadas. Remoja las rebanadas en agua por media hora, para que no se oxiden y se vuelvan cóncavas. Reserva entre seis y ocho rebanadas de tamaño similar. Recubre la cocotte con media cucharadita de mantequilla, para que no se peguen las papas, y empieza a hacer capas de papa hasta la mitad de la ollita. Sazona cada capa con un poco de sal, pimienta y mantequilla. Puedes agregar queso parmesano o crema, si no van con un platillo muy pesado. Las rebanadas que separaste son para formar una cúpula hasta arriba, las sazonas también y luego horneas todo a 250ºC durante 20 minutos. Si quieres, puedes dorarlas en el broiler al final.

 

Las cocottes también sirven muy bien con platillos más consistentes, como unas almejas con jitomate o una mini lasaña. Para las almejas, primero haces la salsa: rebanas cuatro jitomates a lo largo y los pones en un recipiente para horno junto con media cebolla, un diente de ajo y dos ramitas de tomillo fresco. Sal, pimienta y un chorrito de aceite de oliva. Horneas 20 minutos a 250 C, o hasta que la cebolla esté transparente y los jitomates colapsados. Licúala o machácala como frijoles. ¡Lista! Ahora enjuaga (detenidamente y sin dejar rastro de arena) 20 almejas vivas (ojo: que no estén abiertas ni se abran después de un par de golpes en la cubierta de la cocina). Sirves la salsa dividida en cuatro cocottes, le agregas un chorrito de vino blanco a cada una, pones cinco almejas para cada quien, tapas y horneas hasta que se abran las ostras (como 15 minutos). Aguas con las tapas de las lindas ollitas, queman muchísimo. Las almejas que no abran, tíralas. Decora con perejil picado y servir con pan. Y para la lasaña, primero asa una calabaza en rodajas y 10 champiñones o setas en rebanadas. Condimenta y reserva. Ahora, pasa las láminas de lasaña por agua hirviendo hasta que se ablanden, y pártelas en mitades para que queden cuadradas. Ponle aceite o mantequilla a la cocotte, una lámina de pasta como base, luego una capa de calabaza y champiñón, y un poco de salsa de tomate (es la misma receta de las almejas). Ahora sí que esto es al gusto: échenle queso mozzarella, salsa bechamel o crema, aunque también pueden ser veganas. Repetir el proceso una capa más y cerrar con una lámina de pasta. Puedes decorarla hasta arriba con la verdura que te sobre. Hornea por 15 minutos a 250ºC. Obviamente, el relleno puede variar con la verdura que prefieras o tengas en el refri, o también puede ser de carne molida.

 

Espera en una próxima entrega la segunda parte de este texto.

 

Imágenes: Ana Lafambroise, Daniel Almazán @Photo Apartment

 

Colaboradores / October 17 2022

EL CUARTO DE JUEGOS DE SOFÍA ASPE

Como te contamos aquí , este año, para la Design House de la semana del diseño en México ( DWM22 ), Casa Palacio aportó piezas para crear un cuarto de juegos diseñado por Sofía Aspe. Nosotros fuimos a conocerlo y platicamos con la interiorista sobre este proyecto.

Sobre cómo se asignan los espacios de la casa, Aspe nos contó que nadie sabe cuál le va tocar. “Te hablan un día y te dicen”… Pero Sofía piensa que justo así es la vida del interiorista: “Heredas proyectos de arquitectos y tu trabajo es hacer lo mejor con lo que tienes, ya sean techos bajos, habitaciones oscuras…”

En este caso, la diseñadora se encontró con una habitación en una casa de Las Lomas de los años 60 , bien iluminado, pero con techos bajos, y con una joya: un piso de terrazo original de la época perfectamente bien conservado.

Siguiendo su filosofía, la diseñadora trabajo con lo que tenía. ¿La propuesta de este cuarto de juegos? “Romper con las ideas preconcebidas que pueda tener un cliente potencial que visite el espacio. Por ejemplo: el papel tapiz en lugar de los muros se colocó en el techo, mientras que la duela subió a las paredes. Colocamos un cerámico -que ‘normalmente’ iría en el baño o la cocina pero que aquí da texturas; se trata de una solución de bajo costo y muy durable”.

Sobre la elección de muebles, Sofía nos contó que ir a Casa Palacio fue lo más divertido. En la tienda descubrió el “Futbolin” de RS Barcelona, uno de los protagonistas de este montaje. El otro es la mesa de ping pong de la misma marca.

En este cuarto de juegos también encontramos las sillas “T” de DAaZ , ideales para una partida de ajedrez, el sillón “Roba” de Asiades, la lámpara de pie “Superloon” de Flos y los candiles de plata “Hadron” de Tane .

Para Sofía incluir arte contemporáneo es primordial. En este caso, la obra del mexicano Alejandro Magallanes aporta color a una habitación monocromática y los toques divertidos los dan las fotos de la serie “Retratos (con)fusiones” de la argentina Gisela Faure.

Sin duda, la Design House es el momento para atreverse, pero este año, Sofía se inclinó por realizar un espacio “vivible, uno que yo podría presentar a un cliente”, nos dijo. La idea es que los asistentes descubran cómo vivir sus espacios con mobiliario de Casa Palacio”. Pero, ¿se trata entonces de un cuarto de juegos común o conservador? Para nada y es que Sofía Aspe también nos enseña con este proyecto que el interiorismo puede ser lúdico y divertido.
¡No dejes de visitarlo!

Colaboradores / October 13 2022

SOFÍA ASPE, CASA PALACIO & DESIGN WEEK MÉXICO

En 2012, una gran amiga de Casa Palacio fundó un estudio de diseño multidisciplinario dedicado a la arquitectura interna, obra, acabados e interiorismo. La nueva empresa se conformó por especialistas en sus áreas… todas mujeres : desde arquitectas e interioristas, hasta historiadoras de arte, diseñadoras industriales y hasta contadoras. Hablamos de Sofía Aspe Interiorismo (SAI).

Una década después Sofía Aspe Interiorismo es uno de los despachos más prestigiados del país con más de 110 proyectos residenciales, comerciales y corporativos principalmente en México, Estados Unidos y España .

¿La clave de su éxito? SAI ha desarrollado un estilo único y ecléctico. En sus proyectos conviven diseño y arte contemporáneo con icónicas piezas vintage , en una equilibrada mezcla de estilos y eras que generan espacios armoniosos, llenos de carácter y personalidad. Su propuesta no ha pasado desapercibida y sus diseños han aparecido en las grandes revistas de interiorismo.

La misma Sofía cuenta con dos libros publicados que reúnen lo mejor de su trayectoria: “Sofía Aspe Interiorismo” (2017) e “Interior Affairs” (2021), este publicado por la editorial Rizzoli.

Po todo esto, Sofía es uno de los nombres obligados en Design Week México , el evento de diseño e interiorismo más importante del país. Así, cada año su despacho interviene uno de los espacios de la Design House . En esta edición eligió diseñar un cuarto de juegos. Muy pronto te daremos más detalles de su propuesta, a la que por cierto, ¡Casa Palacio se ha sumado!

Colaboradores / September 27 2022

SILLA “FLOW” POR JEAN-MARIE MASSAUD

En el año 2000, el francés Jean-Marie fundó el despacho que lleva su apellido: Studio Massaud . Desde ahí aborda diferentes aspectos del diseño, desde creación de mobiliario hasta arquitectónico, siempre aplicando tres principios que guían su quehacer: síntesis, reducción y ligereza. Sus ideas, su visión creativa, incluso su postura política ante el diseño, lo han llevado a colaborar lo mismo con Lancôme que Renault o Studio Alessi .

Pero si hay una empresa que entiende muy bien la manera en que Jean-Marie aborda el diseño, esta sin duda es MDF Italia. Por ejemplo, ideas como que “las personas y su entorno natural deben estar en el centro de sus diseños”, que cada pieza sea “una experiencia vital” o que “deseo esté reconciliado responsabilidad”, bien podrían ser parte de la filosofía de la empresa italiana.

En 2009 MDF Italia invitó a Massaud a diseñar para ella. El resultado es un clásico: la silla “Flow”. Una pieza versátil, elegante y sin tiempo, que nos recuerda a los grandes diseños escandinavos o del ‘mid-century’ . De hecho, la silla fue el principio de la familia de productos “Flow”.

La silla “Flow” tiene una característica más que nos habla mucho de la visión de Jean-Marie Massaud: puede personalizarse. Con o sin tela, con las patas que elijas, con madera o resina… Es decir, el usuario es parte del proceso creativo y es que como nos dice el diseñador francés: “las personas están en el centro”.

La silla “Flow”, además de la fabulosa mesa “Rock” , también de Jan-Marie, son parte de la selección de mobiliario de Casa Palacio. Conócelas. Te aseguramos que no dudarás en sumarlas a tus espacios.

Colaboradores / September 15 2022

DISEÑO QUE DICE… ¡VIVA MÉXICO!

En el mes más mexicano celebremos a nuestro país… ¡y también a sus creadores! Y es que México es inspiración para diseñadores, interioristas y artistas que toman el color, la tradición y el carácter único de nuestra tierra para llevarlo a creaciones que sorprenden al mundo. En esta ocasión queremos hablarte de tres talentos del diseño nacional que están traspasando fronteras.

Primero tenemos al fenomenal Alfonso Marina , “el mejor ebanista de México”, cuyas piezas han conquistado la imaginación de interioristas de todo el mundo y por eso las podemos encontrar lo mismo en una mansión en Italia o un departamento en Manhattan. Sin duda, uno de los grandes orgullos mexicanos.

No olvidemos a la gran Olga Hanono, diseñadora cuya propuesta no ha pasado desapercibida por firmas como la editorial francesa Assouline , que le dedicó el libro “The Art of Beautiful Living”, La Bienal de Arte de Venecia o Lladró, para quien diseñó la colección “Firefly” .

Por último tenemos a Mariano Aguirre, arquitecto detrás del despacho de interiorismo MAAD y además diseñador del mobiliario de “The MAAD Collection” . Mariano es además un gran amigo de Casa Palacio por lo que constantemente colabora con nosotros haciendo intervenciones en tienda que son inspiración para quien nos visita.

Desde luego hay más talentos orgullosamente mexicanos y es que si algo tiene nuestro país es que es semillero de artistas y creadores, y por eso hoy decimos… ¡Viva México!, ¡y que vivan su diseño!

Regístrate ahora y se de los primeros en recibir nuestras promociones, tendencias y novedades exclusivas.

[constantcontactapi formid="1"]