Ambientes / mayo 20 2013

Los Dueños de la Casa

Perros Casa Palacio

Los Dueños de la Casa

Si bien la domesticación del perro se remonta 15 mil años atrás, apenas hoy, con el comienzo del nuevo siglo, se puede hablar de una cultura moderna del perro. Aunque han sido nuestros mejores amigos durante cientos de años, recientemente esta relación ha pasado por una notable transformación, sus roles se han expandido hasta haberse integrado completamente a casi todos los aspectos de nuestras vidas. Antes aprovechábamos sus habilidades físicas y cognitivas, pero ahora fomentamos sus capacidades emocionales. Al perro ya no solamente se lo considera parte de la familia sino también otro miembro activo de la sociedad.
 
Casa Palacio entiende el vínculo tan fuerte entre perros y humanos, y sabe que esta codependencia –sentimental y de supervivencia– tiene como territorio común el hogar. Por eso la nueva campaña de la tienda ha elegido tener canes como protagonistas. Ramona, Rocco, Phoebe y Otto, son los peludos amigos que estelarizan la propuesta visual de las campañas de la tienda.
 
Los productos de diseño no pueden permanecer, simplemente, como objetos de funciones limitadas. Los asientos, las mesas, las camas, los utensilios de cocina, potencian la convivencia casera entre los animales de compañía y sus dueños.
La casa debe ser, siempre, un lugar que propicie la convivencia entre sus ocupantes.
 
Ramona
Ramona, la xolo imponente, genio y figura, prefiere las camas pero en compañía de su amo.

Rocco
Rocco, un bulldog encantador, pide galletas para subir a la silla pero nunca permiso para destruir la cocina.

Phoebe
El lugar predilecto de Phoebe para descansar es un canasto lleno de toallas limpias.

Otto
Otto, el schnauzer bravucón que después de posar buscó refugio bajo las alfombras

 
 
 
Ramona en Casa Palacio

Rocco en Casa Palacio

Phoebe en Casa Palacio

Otto en Casa Palacio

Inspiración / abril 24 2019

UNA MESA TROPICAL

Veraniega, exuberante y opulenta: así es la mesa que Susana Ordovás nos propone para estos días de intenso calor, y es que la ‘decoinfluencer’ y periodista especializada en interiores, aceptó realizar un montaje a partir de nuestras piezas de Mesa Fina.

“Quería que fuera una mesa maximalista”, nos contó Susana; “pero además que no fuera ‘rígida’, y es que a veces la gente se va por lo de siempre: mantel blanco, arreglos convencionales, vajilla de una misma colección, ¡pero yo dije no!, y me decidí por los elementos inesperados”.

Así, Ordovás partió de la maravillosa vajilla Carnets d’Equateurm, de la casa Hermès –todo un viaje por la jungla–, que combinó con coloridos platos de otra colección, esta de Bernardaud. Las piezas se colocaron sobre un mantel rosa (“se piensa que es un color solo para ‘el cuarto de la niñas’”, nos dijo, “pero en la mesa nos puede sorprender”).  También rosadas son las velas que fueron colocadas en candelabros del siglo XIX de Viriathus: “Quería combinar lo tropical con el estilo  ‘viejo Europa’”. La cubertería, dorada, es de Mepra, mientras la cristalería es de Vetrerie di empoli.

Un elemento importantísimo fueron los arreglos florales: Aurelia de Haut, de Las rosas de Aurelia, fue la encargada de realizarlos, ¡y sin duda captó el espíritu tropical de la mesa!

Pero no te contamos más y mejor te invitamos a conocer este estupendo montaje en Casa Palacio Antara.

Inspiración / abril 23 2019

DESDE EL DESIERTO DEL THAR…

La ‘pingra’ es el objeto más llamativo de la ‘bhunga’, y, ¿qué es esto?, simplemente el pintoresco hogar de la semi-nómada etnia rabari que habita en el noroeste de la India y cuyos objetos y producciones artísticas, como el ‘lippan-kaam’, están despertando un creciente interés entre artistas, decoradores y coleccionistas occidentales.

Regresando a las ‘pingras’, estas son refrigeradores ancestrales, cajas cúbicas con una abertura en la parte superior, sobre la que se coloca una tapadera piramidal y, cuando el mueble es lo suficientemente grande, también una pequeña puerta de madera. Este objeto mantiene fuera el aire caliente durante el día y, en la noche, permite que se disipe todavía más calor del interior.

Sumado a la escasa humedad de la zona, este artefacto es una manera económica y ecológica de conservar comida y, sobre todo, vegetales, tan escasos en ese lugar, donde las carreteras son pocas, las sequías recurrentes y la agricultura convencional, un imposible.

NAMUH, la firma en que cada pieza es una historia, ha traído a nuestro país algunos de estos ingeniosos artefactos, y desde luego, los coleccionistas expertos pueden encontrarlos en Casa Palacio. Descúbrelos.

Inspiración / abril 22 2019

EN UN PUEBLO ESPAÑOL

Rubielos de Mora es una diminuta población en la provincia de Teruel, en la comunidad de Aragón, España; aquí, el despacho de Ramón Esteve (sí, el mismo del que hablamos la semana pasada a propósito de su silla “Faz”) decidió intervenir y reinterpretar, en términos contemporáneos, una típica casa rural ibérica.

Como la propiedad se ubica en el casco histórico del pueblo, la fachada exterior se respetó al máximo, pero el interior es toda una sorpresa en la que lo mismo encontramos fachadas ocultas, un patio que es todo un universo en sí y al que además dan las diferentes áreas de una casa diseñada en “L”.

Desde luego, el interiorismo, también de Esteve, es espectacular.

¿Nos acompañas a conocerla?

 

Regístrate ahora y se de los primeros en recibir nuestras promociones, tendencias y novedades exclusivas.

Selecciona las categorias de tu interés: TODAS
  • Ambientes
  • Colaboradores
  • Consejos
  • Decoración
  • Inspiración
  • Marcas
  • Mesa y Cocina
  • Mobiliario
  • Niños
  • Noticias
  • Recomendación
  • Tecnología
  • Videos
[constantcontactapi formid="1"]
Registrar ahora