Inspiración / January 29 2019

UN LOBBY MUY CHIC

En la avenida Marceau, a unos pasos de los Campos Eliseos, se encuentra el que fuera el antiguo hotel del Conde de Breteuil, hoy convertido en el Intercontinental Marceau Paris. El exterior es un bellísimo edificio antiguo, de estilo clásico, que contrasta por completo con el interiorismo que realizó Bruno Borrione. La intención fue ofrecer un contraste dramático entre el mundo de afuera y el de adentro: el neoclasicismo enfrentado al modernismo; pasado que se encuentra con el futuro…

Para entender el concepto basta conocer su lobby, el que por cierto cuenta con piezas de marcas que conocemos muy bien: la espectacular consola de cristal es un diseño de Philippe Starck para Baccarat, lo mismo que los foreros, mientras que la pieza de conversación es la silla Egg, la que por cierto fue diseñada por Arne Jacobsen precisamente para otro hotel; Ligne Roset y Fornasetti también fueron incluidos en el proyecto.