Colaboradores / enero 01 2015

Lo mejor del año: Perfiles

Perfiles

Las grandes ideas son producto de mentes brillantes; nosotros, durante 2015, le rendimos tributo a muchos de los creadores que admiramos; hoy recordamos a nuestros cinco favoritos.

1 Sir John Sorrell: se trata del creador del Design London Festival, la feria de diseño más influyente del mundo.

2 Naoto Fukusawa: considerado el mejor diseñador industrial contemporáneo en todo el mundo.

3 Jamie Oliver: es uno de los grandes chefs contemporáneos, además del creador de una línea de accesorios para Tefal.

4 Thomas Pheasant: Para entender el peso de su nombre basta mencionar que uno de sus trabajos fue decorar The Blair House, la casa de huéspedes de la Casa Blanca.

5 Hermanos Campana: Son considerados los mejores diseñadores de Brasil y una de las duplas más importantes de Latinoamérica.

Inspiración / febrero 18 2016

ESCALERAS E INTERIORISMO

Es común que por preocuparnos por la decoración de nuestros distintos espacios nos olvidemos del elemento que los conecta: las escaleras. Sin embargo, y de acuerdo con el sitio especializado en interiorismo y arquitectura Homify, lo ideal es “acondicionar este espacio para que se integre a la decoración de la casa”. Lo mejor es que de acuerdo con los expertos, esto se puede hacer de manera sencilla con solo algunas modificaciones como intervenir las paredes, incluir repisas o poner atención a barandales y pasamanos.

A continuación algunas ideas:

*Una pintura de gran formato puede hacer toda la diferencia: en el caso del departamento de la calle Tonalá, bastó un obra de arte para vestir el muro de la escalera que sube a la recámara.

*Muros inesperados: los mosaicos, como los que fabrica la casa mexicana Un rayito de sol, están muy de moda y son una buena solución para darle vida a un muro aburrido. También se puede recurrir a paneles de madera, como hizo el despacho Kahan Arquitectos en las oficinas de la revista DNA.

*Escalones que flotan: las escaleras pueden ser un elemento decorativo… o por el contrario, se les puede restar peso al incluirlas como un elemento etéreo, justo como hizo el arquitecto Andrés Stebelski en su “Casa de los cuatro patios”.

*Espacios utilitarios: es común que el área debajo de la escalera oculte un armario o un espacio de almacenaje; una buena idea es no esconderlos y mantenerlos abiertos. Por ejemplo, puedes convertirlo en un original librero.

*Los expertos de Homify aconsejan decorar un elemento en el que nunca pensamos: los peldaños de la escalera. Estos se pueden pintar de diferentes colores o intervenirlos con calcomanías de vinil.

*Estilo minimalista: si tienes un gran muro junto a la escalera, quizás no sea necesario intervenirlo y mejor apostar, como hacía el gran arquitecto Luis Barragán, por dejarlo desnudo.

Marcas / febrero 11 2016

ENTREVISTA: GIJS PAPAVOINE

Desde su fundación en los años 70, la casa holandesa Montis produce mobiliario con un objetivo en mente: crear piezas en las que diseño y comodidad se den la mano. Una de sus piezas más conocidas es el sofá Axel, creado por Gijs Papavoine, vicepresidente y jefe de diseño de la marca. No podíamos dejar pasar la oportunidad de platicar con Gijs sobre esta pieza, así como de su experiencia trabajando para una marca con el prestigio de Montis.

Gijs, antes que nada, cuéntanos cómo te involucras con Montis…
Después de graduarme de la Academia de Diseño Eindhoven en 1976, comencé a trabajar para la marca como gerente de producto, pero fue hasta los años 90 cuando me convertí en jefe de diseño y vicepresidente de la compañía.

En todos estos años, ¿qué te ha aportado como diseñador esta empresa?
Montis me dio la posibilidad de adquirir experiencia y habilidades que me convirtieron en un verdadero diseñador, y gracias a esta empresa me pude a dar a conocer en el resto del mundo.

Sabemos que eres el responsable de desarrollar la filosofía de diseño de Montis. Cuéntanos en qué consiste esto.
En no diseñar extravagancias, sino algo más holandés, en el sentido estricto de la palabra. Nuestra filosofía consiste en diseñar líneas sencillas, en esto radica su fuerza. Buscamos también crear formas elegantes que además sean confortables, utilizando materiales de revestimiento duraderos como cuero y lana.

¿Y qué consideras que la marca ha aportado a la escena de diseño internacional?
Somos un competidor al que se debe tomar muy en serio. Competimos con las grandes marcas.

Háblanos del sofá Axel: ¿qué concepto hay detrás de su concepción?, ¿qué buscabas transmitirnos con esta pieza?
Quise transmitir elegancia mezclada con un toque de indiferencia. La idea detrás del Axel era crear un “paisaje holandés en el que pudieras sentarte”. Creo que logré esto incorporando los elementos alargados y modulares, además del chasis del sofá que parece que no tuviera contacto con el suelo.

¿El Axel es tu creación favorita?
Tanto el Axel como el Axel XL. También agregaría el sillón Windy que diseñé en 1992, ¡y hoy es considerado un clásico! De hecho Montis lo sigue produciendo.

Inspiración / febrero 10 2016

LOS AÑOS 90: ¡BASTA DE EXCESOS!

Cae el muro de Berlín; la hasta entonces poderosa URSS colapsa marcando el fin de la Guerra Fría; Europa marcha hacia la integración definitiva y muchos países comienzan dos transiciones: de ser dictaduras se convierten en democracias y al mismo tiempo entran de lleno a la economía de mercado. Por si fuera poco, comienza el auge de Internet y la llamada aldea global de la que hablaba McLuhan se convierte en una realidad: el mundo jamás había estado tan conectado. Estos cambios, que una década atrás parecían un sueño –o pesadilla, dependiendo del punto de vista- marcan los movimientos culturales: el multiculturalismo es la tendencia.

¿Y cómo influyeron todos estos cambios en el interiorismo? El fin de la Guerra Fría y el inminente cambio de siglo nos pusieron en un ánimo zen; así, los diseñadores decidieron darle la espalda al exceso que caracterizó a los años 80 y retomaron la estética minimalista: los espacios limpios causan furor, los muros desnudos se imponen y el mobiliario de líneas simples es recurrente, mientras que la escuela Bauhaus vuelve a estar de moda.

Los colores neón tan de moda en la década anterior son desterrados y en cambio se apuesta por tonos neutros: la paleta de blancos se contrasta con grises, cafés o azules muy claros. Pero esto no quiere decir que los acentos de color hayan desaparecido, pues en esta década se pone de moda pintar en un color primario un muro… pero solo uno.

En cuanto a materiales, el mobiliario se produce en madera, vidrio y metal, aunque también hay un regreso del mármol y el ónix. El plástico y la fibra de vidrio se consideran pasados de moda. Eso sí: para el diseño industrial lo más importante es la funcionalidad de las piezas, independientemente del material en que se elaboren.

¿Cómo definir esta maravillosa década en pocas palabras? Pues podríamos decir que como nunca antes, en los años 90, ¡menos fue más!

Inspiración / febrero 09 2016

CASA RIVAS MERCADO

Cuando hablamos del arquitecto Antonio Rivas Mercado inmediatamente pensamos en su obra más importante: la Columna de la Independencia, sin duda el principal símbolo de nuestra ciudad. Sin embargo su legado arquitectónico fue más amplio… pero lamentablemente la mayor parte de este ha desaparecido.

Se conservan apenas la casa de los Torres Adalid (Av. Juárez 18, col. Centro), la casona que hoy alberga el Museo de Cera (Londres 16, col. Juárez) y la propia casa en la que murió el arquitecto y que a duras penas se mantuvo en pie. Nos referimos desde luego al inmueble ubicado en el no. 45 de la calle de Héroes en la colonia Guerrero.

 

Se trata de una casa de finales del SXIX en la que se distinguen elementos del clasicismo, moriscos y art nouveau; debido a que aquí se encontraba el estudio de Don Antonio fue proyectada de tal manera que siempre recibiera luz natural. Un rasgo característico de la casa es que contaba con una torre-observatorio. Con el paso de los años han logrado sobrevivir algunos de los mosaicos originales que fueron elaborados en Inglaterra por una fábrica que aún existe.

 

El declive del inmueble comenzó cuando fue abandonado por los herederos del arquitecto, quizás debido a que la antes aristocrática colonia Guerrero había perdido su brillo. A partir de esto la casa tuvo varios usos –incluso dentro de su terreno se construyó una escuela– y constantemente fue saqueada, como en la ocasión en que un párroco de la colonia sustrajo madera y herrerías de su interior sin pedir autorización.

 

Pese a que en varios momentos la casa fue el epicentro de la vida cultural de nuestro país, siempre estuvo en riesgo de ser demolida; afortunadamente el lugar recobró interés gracias a la eterna fascinación que despierta en el público su más famosa ocupante: Antonieta Rivas Mercado, hija del arquitecto, mecenas cultural, escritora y quien es considerada la primera mujer moderna de México. Antonieta trágicamente se suicidaría en París en 1931. Así, el predio fue adquirido por el Gobierno de la Ciudad de México con la intención de remodelarlo y convertirlo en un centro cultural como parte de los festejos del bicentenario, sin embargo los trabajos no concluyeron a tiempo.

 

Actualmente la remodelación está prácticamente terminada, pero aún no se determina cuál será el destino final de la casa. Aunque no está abierta al público, debido a que aún se realizan trabajos en el jardín, puedes pedir permiso al encargado de la obra para conocer la casa. No siempre te permiten acceder al interior (especialmente si hay trabajadores), pero de ser el caso, al menos puedes apreciar su exterior.

Regístrate ahora y se de los primeros en recibir nuestras promociones, tendencias y novedades exclusivas.

Selecciona las categorias de tu interés: TODAS
  • Ambientes
  • Colaboradores
  • Consejos
  • Decoración
  • Inspiración
  • Marcas
  • Mesa y Cocina
  • Mobiliario
  • Niños
  • Noticias
  • Recomendación
  • Tecnología
  • Videos
[constantcontactapi formid="1"]
Registrar ahora