Colaboradores / June 01 2016

ENTREVISTA: GABRIEL TEIXIDÓ

Nacido en Barcelona y formado en La Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos de esta ciudad, Gabriel Teixidó se especializó en diseño de producto. Sobre su estilo, se le reconoce como un diseñador que se caracteriza por “una estética casi austera y alejada del exhibicionismo formal”.

Ha recibido muchísimos reconocimientos, como sus dos premios SIDI por la silla Bolero y la lámpara Columba, el premio Nuevo Estilo por el librero Amplia y los premios Delta de Plata por el botellero Canaletas y la lámpara HI-FI.

 

Entre sus colaboraciones, destaca la que realizó con la empresa española Point, que dio como resultado varias líneas, como la “U”, una colección de mobiliario para exterior que Casa Palacio ha traído a México.

Nosotros tuvimos la oportunidad de platicar con él sobre su propuesta para Point, la línea “U” e incluso de la actual escena de diseño catalana.

 

Gabriel, ¿cómo se da tu colaboración con la empresa Point?, ¿se trató de una invitación?

Me contactaron y nos vimos en Sant Cugat, donde tengo mi estudio, y la verdad hubo una excelente conexión, que para mi es una condición básica para el trabajo en equipo. El objetivo era dar una nueva imagen a la empresa y sus productos.

 

El sello de la casa es el manejo de la fibra trenzada. ¿Habías trabajado ya con este material?, ¿supuso un reto?

Para Point el trenzado es su especialidad, para mí era un material nuevo, pero no fue un problema, al contrario, con el respaldo del departamento técnico descubrí nuevas posibilidades de expresión.

 

Háblanos de la colección “U”: ¿Cuál es el concepto detrás de las piezas?, ¿qué te inspiró al momento de crearla?

La verdad es que la serie “U” nació de una idea intuitiva: crear una silla apilable. La hicimos y después surgió toda la serie, fue como seguir el hilo conductor de una idea y resultó ser una de las colecciones más exitosas.

 

¿Y cuál es el hilo conductor entre la línea “U” y el resto de tu trabajo?

No lo sé, cada proyecto es distinto, siempre existe la experiencia del anterior y cada vez conoces más la reacción del mercado en que te mueves. En mi caso creo que al trabajar en distintos sectores al mismo tiempo (iluminación, mobiliario de oficina, etc..), el hilo conductor al que creo te refieres, es “el concepto de las cosas”, que para mi deben ser coherentes con una realidad de uso que en definitiva es lo que decide el éxito de un producto.

 

Cuétanos sobre tu trabajo. ¿Cómo definirías tu propuesta de diseño?

Para mí lo más interesante del diseño es su aspecto social, un buen producto crea riqueza, la gente lo usa, lo hace suyo y forma parte de su vida. Cuando en una película, un anuncio de televisión o una revista que no sea de diseño veo algo que un día imaginé, es como compartir una idea con alguien que ni siquiera conoces… eso es lo que me motiva.

 

Por último, te formaste en Barcelona, ¿qué opinas de la escena de diseño catalán?

Barcelona es y ha sido siempre una ciudad creativa y emprendedora: tiene un gran tejido industrial y tecnológico que ayuda a convertir en tradición la creatividad, basta con darse una vuelta por barrios recuperados como el Born o Gracia, y ver muchos locales llenos de gente joven con propuestas innovadoras y de todo tipo que son el caldo de cultivo de un futuro distinto.