Inspiración / noviembre 16 2015

LOS 50: LA DÉCADA DORADA DEL INTERIORISMO

La vanguardia ya no venía de Europa: el continente estaba demasiado ocupado intentando reconstruirse tras la II Guerra Mundial, mientras el resto del mundo se enfrentaba a una nueva amenaza: la Guerra Fría; el rock & roll irrumpía en la escena musical y en el cine James Dean y Marlon Brando imponían al antihéroe como role model; Nueva York se convirtió en el centro del mundo; surgió la sociedad de consumo y Jackson Pollock impuso el expresionismo abstracto. Hablamos por supuesto de los años 50, época que los expertos califican como la década dorada del interiorismo en el SXX.

 

En materia de diseño industrial, interiorismo y decoración, ¿qué definió a los años 50? De acuerdo con los expertos, una serie de factores hicieron de estos años un momento único: primero, la 2da Guerra Mundial obligó a los diseñadores europeos más influyentes a exiliarse en EEUU, haciendo de este país el nuevo polo artístico del SXX, este fue el caso de Ludwig Mies van der Rohe y Marcel Breuer, quienes en colaboración con Knoll crearían piezas hoy consideradas clásicas.

Por otra parte, la tecnología desarrollada para la guerra, a la larga impactó otros campos, como el diseño, por ejemplo: la empresa Du Pont lanzó el polietileno, mientras la italiana Pirelli presentó la espuma de caucho; la tecnología aérea desarrolló la fibra de vidrio y plásticos ultraligeros. Los nuevos materiales ofrecían una maleabilidad nunca antes vista que fue explotada por creadores como el matrimonio Eames, considerados los diseñadores industriales más importantes e influyentes de los Estados Unidos. Por último, en la posguerra surge la sociedad de consumo: se busca una nueva estética para el hogar, basada en los estándares que marca la publicidad.

 

Y es entonces cuando nace un diseño con características muy claras: los 50 se definen por un mobiliario de líneas limpias en una paleta cromática de colores vivos; los ornamentos, barroquismos o elementos decorativos se eliminan; los consumidores buscan piezas que los remitan al futuro, el pasado no les interesa; la ergonomía se incorpora al diseño; el diseño escandinavo –de la mano de Arne Jacobsen colaborador de Fritz Hansen – causa sensación; la tecnología obliga al surgimiento de un nuevo mobiliario: consolas que incorporan la TV, el estéreo y el radio o muebles funcionales que lo mismo son bar y librero. Si bien la vanguardia venía de Manhattan, México no se mantuvo ajena a ella e incluso la adaptó: Clara Porset diseñó un mobiliario acorde con las propuestas arquitectónicas de Mario Pani y Luis Barragán.

 

Por todo lo anterior, es que los 50 fueron un momento no de ruptura, sino de auténtico renacimiento que aún hoy, nos sigue influyendo.

 

Inspiración / mayo 24 2018

ANTECOMEDORES: ALGUNAS IDEAS…

Se trata de uno de los espacios más íntimos de casa. Ahí compartimos los alimentos,
convivimos en familia y en ocasiones hasta lo preferimos a la sala o el comedor principal.
Hablamos desde luego del antecomedor.
Ya que es el escenario de muchos de los momentos más especiales de nuestra vida, ¿por
qué no darle el estilo que merece? Solo recuerda que al momento de diseñarlo, además
del mobiliario hay que considerar textiles, algunos accesorios y desde luego una buena
vajilla. Para este espacio, las de Le Cadeaux   son ideales.
A continuación algunas estilos de antecomedores. Estamos seguros que te servirán de
inspiración.

Inspiración / mayo 17 2018

UN ESPACIO EN BLANCO

Cuando el despacho del arquitecto italiano Marco de Gregorio recibió el encargo de renovar un viejo ático barcelonés, decidió asumir un riesgo: el gran hilo conductor del proyecto sería el color blanco.
La idea fue llevada al extremo y el resultado es un interiorismo monocromático: muros, pisos,
mobiliario, accesorios… todo en blanco (además, en el colmo del atrevimiento, en su versión más pura).
Originalmente el espacio estaba divido en tres áreas, pero el equipo de arquitectos decidió
transformarlo en un flat. ¿La intención? Crear un espacio diáfano, luminoso e insólito, en el que desde cualquier punto se pudiera observar cada una de las áreas que conforman un lugar, que aunque mínimo, esta excelentemente resuelto.
Pero, ¿es posible vivir en un espacio totalmente en blanco? Desde luego que no. Sustraernos al
color es imposible. Y precisamente por eso, es interesante notar como las notas de color se logran colar en un espacio que pretende mantenerse inmaculado. Esta lucha entre la pureza y la perversidad del color, dan por resultado un interiorismo del que hay mucho que aprender.
Descúbrelo con nosotros…

Inspiración / mayo 10 2018

INTERIORISMO PARA UN ESPACIO MÍNIMO

El estudio brasileño Casa 100 se enfrentó al reto de transformar un espacio de 24 metros cuadrados
en un departamento con baño, cocina y una estación de trabajo. El proyecto fue encargado por un
hombre de negocios que necesitaba un lugar sencillo y práctico en Sao Paulo, ciudad en la que pasa
sus fines de semana. Para los arquitectos la inspiración era obvia: un cuarto de hotel… pero con una
personalidad y estilo único.
La propuesta de los arquitectos fue crear un espacio ligero y luminoso. Para ello partieron de una
paleta de color blanco (el tono idóneo para espacios pequeños), contrastado con concreto crudo y
sutiles acentos en negro. Después idearon soluciones para maximizar los pocos metros con los que
contaban, por ejemplo: colocar un sorprendente mueble multifuncional que sirve de armario, cocina,
repisa, ¡y hasta de centro de entretenimiento!
Así, la atinada comprensión del espacio llevó a Casa 100 a desarrollar un proyecto en el que incluso
se pudo agregar una pequeña área social y una terraza.
Sin duda, ante el crecimiento de las ciudades y la reducción de los departamentos… ¡este proyecto
es de lo más inspirador!

Inspiración / mayo 03 2018

LA “TORRE” DE LA FUNDACIÓN PRADA

Después de varios años de trabajo, por fin está lista la sede de la fundación que Miuccia Prada creó para apoyar el arte. Así, una vieja destilería ubicada en la periferia de Milán, se ha transformado en un espacio que ya se perfila como referente obligado de las expresiones artísticas contemporáneas. El punto final a las obras lo puso la reciente inauguración de “Torre”, una estructura de 60 metros de hormigón, cristal y hierro, proyectada por el despacho de arquitectura OMA. La inauguración del edificio coincidió con la clausura del Salone del Mobile de Milán.

Torre cuenta con nueve plantas, cada una de formas cuadradas o trapezoidales. A medida que se asciende por el edificio, el visitante descubre que cada nivel tiene una altura diferente, comenzando en los poco más de dos metros hasta los ocho de la última sala.

El edificio resguardará la colección permanente “Atlas”, “Atlas”, que consiste en obras de entre 1960 y 2016 de artistas que Miuccia ha seguido y apoyado como Jeff Koons, Mona Hatoum, Damien Hirst, y Carsten Höller.

Sin duda, Torre, así como el resto del conjunto son el mejor pretexto para regresar a Milán en la primer oportunidad.

 

Cortesía: Fondazione Prada

Regístrate ahora y se de los primeros en recibir nuestras promociones, tendencias y novedades exclusivas.

Selecciona las categorias de tu interés: TODAS
  • Ambientes
  • Colaboradores
  • Consejos
  • Decoración
  • Inspiración
  • Marcas
  • Mesa y Cocina
  • Mobiliario
  • Niños
  • Noticias
  • Recomendación
  • Tecnología
  • Videos
[constantcontactapi formid="1"]
Registrar ahora