Inspiración / March 14 2017

LA FÁBRICA: EL TALLER DE ARQUITECTURA DE RICARDO BOFILL

A principios de los años 70, el arquitecto catalán Ricardo Bofill descubrió la construcción que a la postre se convertiría en sus oficinas y residencia particular: una vieja fábrica de cemento a las afueras de Barcelona; como estaba a punto de cerrar decidió comprar el terreno con todo y sus 30 silos subterráneos, muros de concreto y salas de máquinas. Se trataba en palabras del arquitecto, de “Una ruina reestructurada y rehecha donde los espacios servían para todo”. Pero entonces, ¿qué le atrajo de un edificio sin pies ni cabeza? Simplemente su carácter surrealista: escaleras que no conducían a ningún lado, trozos de hierro que parecían colgar del aire, estructuras de hormigón que no sostenían nada, enormes espacios vacíos… Bofill, uno de los grandes referentes del postmodernismo español, comprendió que la fábrica era el lugar ideal para albergar el Ricardo Bofill Taller de Arquitectura (RBTA) que había fundado una década atrás y que incluía no solo a otros arquitectos, sino también a sociólogos, escritores, urbanistas, filósofos y hasta directores de cine. La remodelación tardó dos años, tiempo en que los espacios de la antigua fábrica se transformaron en oficinas, un laboratorio de modelos, un archivo, biblioteca, sala de proyecciones y un espacio para actividades culturales conocido como “La Catedral”. A todo lo anterior, se suma su residencia particular que fue diseñada, de acuerdo con el propio Bofill, “según estados de ánimo, no según las funcionalidades de una casa tradicional”. La residencia, de cinco mil metros cuadrados, cuenta con ocho dormitorios, doce cuartos de baño, techos de hasta diez metros de altura y a la construcción original de hormigón, se le agregó cerámica, madera y vidrio. Sorprendentemente, tanto para el taller como para su casa, Bofill respetó muchos de los elementos originales de la cementera, pero gracias a la vegetación que agregó, lo que fuera un lugar gris hoy está rodeado de palmeras, olivos, eucaliptos y cipreses. Actualmente, La Fábrica, como todos conocen al edificio, alberga a un equipo de arquitectos, urbanistas y diseñadores gráficos de 20 nacionalidades y hasta la fecha de aquí han salido más de 1000 proyectos que se han construido en 40 países. Recorre con nosotros La Fábrica en la siguiente galería: