Inspiración / May 10 2018

INTERIORISMO PARA UN ESPACIO MÍNIMO

El estudio brasileño Casa 100 se enfrentó al reto de transformar un espacio de 24 metros cuadrados
en un departamento con baño, cocina y una estación de trabajo. El proyecto fue encargado por un
hombre de negocios que necesitaba un lugar sencillo y práctico en Sao Paulo, ciudad en la que pasa
sus fines de semana. Para los arquitectos la inspiración era obvia: un cuarto de hotel… pero con una
personalidad y estilo único.
La propuesta de los arquitectos fue crear un espacio ligero y luminoso. Para ello partieron de una
paleta de color blanco (el tono idóneo para espacios pequeños), contrastado con concreto crudo y
sutiles acentos en negro. Después idearon soluciones para maximizar los pocos metros con los que
contaban, por ejemplo: colocar un sorprendente mueble multifuncional que sirve de armario, cocina,
repisa, ¡y hasta de centro de entretenimiento!
Así, la atinada comprensión del espacio llevó a Casa 100 a desarrollar un proyecto en el que incluso
se pudo agregar una pequeña área social y una terraza.
Sin duda, ante el crecimiento de las ciudades y la reducción de los departamentos… ¡este proyecto
es de lo más inspirador!