Colaboradores / December 05 2013

Entrevista Hector Rivero Borrell Parte I

cover_hector

Entrevista Héctor Rivero Borrell Parte I

Platicamos con el Director General del Museo Franz Mayer; espacio dedicado a las artes aplicadas de ayer, pero que hoy, también honra al diseño contemporáneo.

 
Héctor, ¿cómo llegas al Museo Franz Mayer?
El museo cumplió 25 años… pero yo llegué antes. Tuve el privilegio de ser invitado por quien echó a andar el proyecto, el Mtro. Eugenio Sisto; nos conocimos estudiando la Maestría en Museología. Él era Director de un museo que aún no existía, estaba apenas en conceptualización. Un día me comentó que le habían autorizado un asistente para arrancar el recinto desde cero. Fue una oportunidad única, un privilegio de los que dejan huella.

 
Sin duda fue un privilegio tomando en cuenta que como Diseñador Industrial que eres, debió ser muy especial ser parte de un museo que alberga una colección de mobiliario y objetos tan importante.
En un principio sí; me gustaba mucho el tema de los objetos por cuestiones familiares: a mi padre le encantaban las antigüedades y compartí con él las idas a La Lagunilla a buscar muebles. Eso me creo una consciencia de los objetos y de la importancia del diseño, pero nunca pensé que el Franz Mayer terminaría siendo un museo dedicado al diseño. Así, aún cuando la temática del recinto son las artes decorativas del México Virreinal, al muy poco tiempo de abrir intuimos que teníamos que presentar exposiciones vinculadas al diseño, porque lo que conocemos como artes aplicadas, los objetos del pasado, es lo que hoy llamamos diseño industrial. La primera muestra de diseño que realizamos nos hizo además darnos cuenta de que era una forma de abrir el museo a otra expresión y sobre todo a otros públicos.
 
En el diseño industrial que se hace actualmente en México, ¿sobreviven rasgos de la tradición virreinal?
No siempre. Hay que pensar que continuamente las culturas están intercambiando información; por ejemplo, cuando algunos ceramistas introdujeron la cerámica de alta temperatura –una técnica no propia del país– fueron muy criticados pese que al estar trabajada con manos mexicanas terminó siendo local. Muchos de los ceramistas mexicanos actuales, en el extranjero son percibidos como creadores con una gran identidad.

 
¿Qué rasgos caracterizan a esa identidad?
Muchas cosas: no nos damos cuenta, pero algunos de los platones que vemos en las Bienales, quizás no están hechos en materiales tradicionales, pero hay formas que se siguen haciendo, decorados que te vinculan a nuestro pasado, nuestros orígenes y no hablo de grecas o elementos prehispánicos. En la talavera, por ejemplo, muchas de las fábricas que sobreviven siguen haciendo piezas tradicionales, lo que es muy bueno, pero hay quienes se atreven a hacer otros decorados o bien o tomar los tradicionales pero aplicados de manera contemporánea; ahí es cuando se da este diálogo entre el pasado y el presente.

 
Héctor Rivero Borrell es Diseñador Industrial y Maestro en Museología.
El museo Franz Mayer se ubica en:
Hidalgo 45. Centro Histórico

D.F. Tel. 5518.2266
franzmayer.org.mx

 

cont1_hector

Bienal Pies

cont3_hector

borrador fotos con pie de pagina

cont5_hector

 

Colaboradores / October 17 2022

EL CUARTO DE JUEGOS DE SOFÍA ASPE

Como te contamos aquí , este año, para la Design House de la semana del diseño en México ( DWM22 ), Casa Palacio aportó piezas para crear un cuarto de juegos diseñado por Sofía Aspe. Nosotros fuimos a conocerlo y platicamos con la interiorista sobre este proyecto.

Sobre cómo se asignan los espacios de la casa, Aspe nos contó que nadie sabe cuál le va tocar. “Te hablan un día y te dicen”… Pero Sofía piensa que justo así es la vida del interiorista: “Heredas proyectos de arquitectos y tu trabajo es hacer lo mejor con lo que tienes, ya sean techos bajos, habitaciones oscuras…”

En este caso, la diseñadora se encontró con una habitación en una casa de Las Lomas de los años 60 , bien iluminado, pero con techos bajos, y con una joya: un piso de terrazo original de la época perfectamente bien conservado.

Siguiendo su filosofía, la diseñadora trabajo con lo que tenía. ¿La propuesta de este cuarto de juegos? “Romper con las ideas preconcebidas que pueda tener un cliente potencial que visite el espacio. Por ejemplo: el papel tapiz en lugar de los muros se colocó en el techo, mientras que la duela subió a las paredes. Colocamos un cerámico -que ‘normalmente’ iría en el baño o la cocina pero que aquí da texturas; se trata de una solución de bajo costo y muy durable”.

Sobre la elección de muebles, Sofía nos contó que ir a Casa Palacio fue lo más divertido. En la tienda descubrió el “Futbolin” de RS Barcelona, uno de los protagonistas de este montaje. El otro es la mesa de ping pong de la misma marca.

En este cuarto de juegos también encontramos las sillas “T” de DAaZ , ideales para una partida de ajedrez, el sillón “Roba” de Asiades, la lámpara de pie “Superloon” de Flos y los candiles de plata “Hadron” de Tane .

Para Sofía incluir arte contemporáneo es primordial. En este caso, la obra del mexicano Alejandro Magallanes aporta color a una habitación monocromática y los toques divertidos los dan las fotos de la serie “Retratos (con)fusiones” de la argentina Gisela Faure.

Sin duda, la Design House es el momento para atreverse, pero este año, Sofía se inclinó por realizar un espacio “vivible, uno que yo podría presentar a un cliente”, nos dijo. La idea es que los asistentes descubran cómo vivir sus espacios con mobiliario de Casa Palacio”. Pero, ¿se trata entonces de un cuarto de juegos común o conservador? Para nada y es que Sofía Aspe también nos enseña con este proyecto que el interiorismo puede ser lúdico y divertido.
¡No dejes de visitarlo!

Regístrate ahora y se de los primeros en recibir nuestras promociones, tendencias y novedades exclusivas.

[constantcontactapi formid="1"]