Consejos / septiembre 06 2013

Cómo Cuidar el Acero Inoxidable

IMG_9246

Cómo Cuidar el Acero Inoxidable

Consejos para limpiar y mantener en buen estado tus piezas favoritas
 
Debido a su resistencia tanto a la corrosión como a las manchas, así como a su aspecto limpio y brillante, este material tiene diversas aplicaciones, principalmente en tu cocina. Aquí te damos una guía para que tus objetos de acero inoxidable duren por años.
 
¿Cómo cuidar el acero inoxidable?
La gran resistencia de este material no significa que sea indestructible. Existen algunos ácidos que pueden atacar la llamada capa pasivadora, esto es: la pantalla que protege al objeto de agentes externos como el oxido. Para garantizar la durabilidad de esta capa o película, se debe tener cuidado de que no entre en contacto con agentes que puedan dañarla.
 
Agentes dañinos
Una gran parte de tus objetos de acero inoxidable están en la cocina, un ambiente en el que existen agentes que pueden arruinarlos; los tres más peligrosos son:
• Rayones provocados por fibras o cepillos de cerda dura que pueden levantar la capa pasivadora.
• Suciedad y manchas que no fueron limpiadas a tiempo y que generan humedad que podría destruir la película protectora.
• La sal de mesa, algunos alimentos y el agua con muchos minerales pueden carcomer la capa si no se limpia correctamente.
 
Toma en cuenta
• Sabemos que lavas regularmente tus cubiertos y platos de acero inoxidable, pero no olvides limpiar también tus electrodomésticos y demás objetos, aunque no los hayas utilizado recientemente.
• Asegúrate de que tus platos o cubiertos de acero inoxidable sean compatible con tu lavadora de platos. Esta información la podrás encontrar en el manual de uso o contactando al fabricante.
• El acero inoxidable es sensible al cloro, así que nunca le apliques blanqueador.
• Si vas a utilizar limpiadores comerciales, es recomendable no mezclar diferentes marcas, ya que los compuestos pueden variar y podrían provocar una reacción dañina en el acero.
 
Para limpiarlo
• En cuanto detectes alguna mancha en tu objeto de acero, límpialo lo más pronto posible para que no se dañe la película protectora. Las manchas de oxido o la decoloración pueden convertirse en un problema si no se tratan rápidamente.
• La limpieza del acero inoxidable no es complicada, pero requiere de mucha paciencia, así que asegúrate de tener el tiempo necesario para que queden realmente limpios.
• Para la limpieza diaria utiliza agua tibia y jabón líquido suave.
• No utilices fibras que puedan rayar la capa pasivadora, es mejor que limpies con una esponja o un cepillo de cerdas suaves.
• Si tu sartén u olla tiene residuos de comida pegada, evita tallar para removerlos. En este caso es recomendable dejar remojando en agua tibia con jabón líquido suave para ablandarlos. Si aún así se te dificulta la limpieza, añade un poco de amoniaco al agua. Después utiliza una esponja suave.
• También puedes utilizar un paño limpio y suave con unas gotas de aceite para bebé para limpiar objetos que no tendrán contacto directo con alimentos.
• Para manchas más difíciles de quitar utiliza un paño suave humedecido con vinagre.
• Si prefieres utilizar un producto comercial para la limpieza de acero inoxidable, asegúrate de seguir las instrucciones para no dañar tu objeto.
• Un limpiador de hornos funciona para electrodomésticos que no estén en contacto directo con los alimentos.
• En cualquiera caso, frota suave y lentamente para sacar el brillo del acero inoxidable. Si tu objeto tiene una superficie pulida, frota en dirección al acabado para no rayarlo.

 
 
 
IMG_9241

IMG_7825

IMG_9249

IMG_9251

IMG_9262

Consejos / febrero 18 2020

GALETTE DE TOMATE, PESTO Y FETA

Este mes el tema de nuestro Taller de Cocina es “Platillos con Amor” y es que nada dice tanto ‘te quiero’, como cocinar para quienes más nos importan, por ejemplo, una galette como la que aprendimos a preparar hace unos días. Recuerda que las clases son los lunes, martes y miércoles; tienen un costo de $100.00 y no hay que ser tarjetahabiente de El Palacio de Hierro para tomarlo. Reserva tu lugar mandando un correo a [email protected]

 

UTENSILIOS
– Pincel Lekue
– Cuchillo verdura de Victorinox
– Licuadora Oster

INGREDIENTES
Salsa pesto:
– Albahaca 60gr
– Queso parmesano 100gr
– Ajo 1 pieza
– Piñones 40gr
– Aceite de oliva 100ml
Galette:
– Harina 250gr
– Mantequilla fría 125gr
– Sal 1⁄2 c
– Agua fría 2C
– Jitomates 3 piezas
– Queso feta al gusto
– Sal c/s
– Huevo 50gr
– Semillas de sésamo (opcional) c/s
– Albahaca (decoración)

PREPARACIÓN
– Para la salsa pesto, coloca todos los ingredientes, excepto el aceite, en la licuadora e incorpora poco a poco el aceite batiendo a velocidad baja.
– Para la masa coloca la harina en un bowl junto con la sal; incorpora la mantequilla en trozos y bien fría y mezcla con los dedos hasta tener una textura arenosa, agrega el agua y mezcla lo justo para tener un masa homogénea.
– Forma una bola, envuelve en film y deja reposar en refrigeración media hora.
– Con ayuda de un rodillo extiende la masa en forma redonda con un diámetro de unos 30 cm.
– Reparte el pesto por la masa dejando un borde de unos 5 cm. Reparte los jitomates cortados en rodajas finas y espolvorea con una pizca de sal.
– Pincela la masa con el huevo batido, añadir las semillas de sésamo y hornear a 200° durante 20 minutos hasta que esté dorada.
– Sirve la galette de tomate tibia o fría con el queso feta desmenuzado por encima y decora con unas hojas de albahaca.