Inspiración / mayo 19 2017

LA CALLE VIOLETA: EL PODER TRANSFORMADOR DEL COLOR

La colonia Guerrero es una de las más antiguas de la ciudad: fundada en el SXIX en los terrenos que ocupara el barrio prehispánico de Cuepopán; entre los secretos que guardan sus calles están el Templo de San Fernando y su panteón adyacente; el ex Convento de San Hipólito; el mercado 2 de abril, el más antiguo de la capital y la casa del Arq. Antonio Rivas Mercado. Hay que decir que de ser una colonia habitada por las clases altas, con el paso de los años las grandes mansiones porfirianas dieron paso a las vecindades. Además, resultó muy afectada por el terremoto del 85 lo que aceleró su deterioro. Pese a todo lo anterior, los habitantes de la Guerrero están muy orgullosos de su colonia y se suman a las iniciativas vecinales que buscan su rescate. Una de las más recientes fue pintar la tradicional calle de Violeta, justo de ese color y sus variantes. La idea fue que así como las jacarandas cada año florecen y se pintan de violeta, así también su calle puede tener una segunda oportunidad. Se trata de una interesante intervención que demuestra el poder transformador del color en un proyecto de rescate urbano. ¡Anímate a visitarla!

Inspiración / junio 06 2018

CASA MONTE LÍBANO, UN PROYECTO DE SOFÍA ASPE

Diseñada en los años 40 por el arq. Carlos del Río, esta residencia es una sobreviviente de ese afán modernizador (malentendido) que obsesiona a nuestra ciudad, y que está provocando que estilos arquitectónicos únicos –como el de las espectaculares casonas de Las Lomas– se pierdan irremediablemente.

En el caso de esta propiedad, cuando se decidió ponerla al día, los propietarios le pidieron a Sofía Aspe un proyecto ecléctico, con un toque europeo y sobre todo en el que el arte contemporáneo fuera el gran protagonista. Así, la interiorista propuso una remodelación respetando las ideas originales de del Río. La idea era regresar a los orígenes de la residencia. Recuperar su forma,
esplendor y acabados, pero al mismo tiempo adecuándola a nuestra época y las necesidades de la familia que la habita. De hecho, el primer pasó fue eliminar una remodelación previa hecha en los 80.

El concepto detrás del proyecto es una fusión de diferentes momentos y estilos. Por ejemplo: una estética muy europea se encuentra de manera inesperada con arte contemporáneo mexicano. Esto se logró incorporando mobiliario moderno y piezas icónicas de diseñadores como Pierre Paulin, Vladimir Kagan y Serge Mouille.

Muchas de las obras de arte fueron compradas ex profeso para la casa, como la escultura del inglés Daniel Silver que se colocó en el salón de entrada o el gobelino tejido a mano con alusión a una narco manta, autoría del jalisciense Eduardo Sarabia, que se ubicó en la biblioteca. Otro aspecto importante: se planeó un conjunto de Pantones para cada espacio para poder crear ambientes únicos en cada área. Por cierto, piezas como algunos tapetes o sillones, elegidos por Sofía son parte de la colección de Casa Palacio.

Pero no entremos en más detalles y mejor recorramos juntos esta espectacular casa.

Inspiración / junio 05 2018

5 CLAVES DEL DISEÑO JAPONÉS

Después de la II Guerra Mundial, Japón encontró en la industrialización una forma de recuperar su economía; en un inicio los japoneses fabricaban productos, especialmente electrónicos, copiando diseños estadounidenses o europeos… pero cuando eres parte de una cultura milenaria para la que la búsqueda de la belleza es esencial, es imposible no abordar el diseño desde una cierta perspectiva. Así lo entiende el diseño japonés contemporáneo, el que se sustenta en la reinterpretación de la tradición, la influencia de la cultura popular y una obsesión por el futuro.

 

Sobre la tradición, hay ideas ancestrales que los actuales diseñadores japoneses, como  Oki Sato  –aunque también muchos occidentales– rescatan y que son claves para entender el diseño nipón. Algunos conceptos son:

 

Kanketsu: Esto es “simplicidad y discreción”, eliminando cualquier adorno innecesario. El resultado son diseños neutros, minimalistas y muy sobrios.

 

Iki: Podemos entender esto como “sobrio, elegante o exquisito… pero sin resaltar”. Los samurais usaban el termino para describir lo honorable. Las geishas también son consideradas iki. El diseño ha retomado este concepto.

 

Mono no aware: “La gentil tristeza de las cosas”… sin duda se trata de un concepto difícil de traducir y más de entender. Podríamos decir que se trata de lograr una “empatía hacia las cosas”, esto es, darles una dimensión humana.

 

Wabi-sabi: Esto es: la perfección dentro de la imperfección. También se refiere al paso del tiempo, lo que se traduce en armonía y melancolía. Los haikus y los bonsáis se consideran wabi-sabi.

 

Ma: El vacío, la nada y el aire alrededor de las cosas, que justo es lo que les otorga su propio espacio y peso. Detrás de ma encontramos un concepto filosófico y poético: sin la  nada no puedes tener algo. Así, en el diseño el espacio en blanco es el ma.

 

Inspiración / mayo 24 2018

ANTECOMEDORES: ALGUNAS IDEAS…

Se trata de uno de los espacios más íntimos de casa. Ahí compartimos los alimentos,
convivimos en familia y en ocasiones hasta lo preferimos a la sala o el comedor principal.
Hablamos desde luego del antecomedor.
Ya que es el escenario de muchos de los momentos más especiales de nuestra vida, ¿por
qué no darle el estilo que merece? Solo recuerda que al momento de diseñarlo, además
del mobiliario hay que considerar textiles, algunos accesorios y desde luego una buena
vajilla. Para este espacio, las de Le Cadeaux   son ideales.
A continuación algunas estilos de antecomedores. Estamos seguros que te servirán de
inspiración.

Inspiración / mayo 17 2018

UN ESPACIO EN BLANCO

Cuando el despacho del arquitecto italiano Marco de Gregorio recibió el encargo de renovar un viejo ático barcelonés, decidió asumir un riesgo: el gran hilo conductor del proyecto sería el color blanco.
La idea fue llevada al extremo y el resultado es un interiorismo monocromático: muros, pisos,
mobiliario, accesorios… todo en blanco (además, en el colmo del atrevimiento, en su versión más pura).
Originalmente el espacio estaba divido en tres áreas, pero el equipo de arquitectos decidió
transformarlo en un flat. ¿La intención? Crear un espacio diáfano, luminoso e insólito, en el que desde cualquier punto se pudiera observar cada una de las áreas que conforman un lugar, que aunque mínimo, esta excelentemente resuelto.
Pero, ¿es posible vivir en un espacio totalmente en blanco? Desde luego que no. Sustraernos al
color es imposible. Y precisamente por eso, es interesante notar como las notas de color se logran colar en un espacio que pretende mantenerse inmaculado. Esta lucha entre la pureza y la perversidad del color, dan por resultado un interiorismo del que hay mucho que aprender.
Descúbrelo con nosotros…

Regístrate ahora y se de los primeros en recibir nuestras promociones, tendencias y novedades exclusivas.

Selecciona las categorias de tu interés: TODAS
  • Ambientes
  • Colaboradores
  • Consejos
  • Decoración
  • Inspiración
  • Marcas
  • Mesa y Cocina
  • Mobiliario
  • Niños
  • Noticias
  • Recomendación
  • Tecnología
  • Videos
[constantcontactapi formid="1"]
Registrar ahora