Consejos / mayo 17 2017

PUERTAS AUTOMÁTICAS: CUIDANDO TU INVERSIÓN

Sin duda, los accesos automatizados son muy prácticos y desde luego más seguros al evitar que bajes del auto para entrar a tu garaje; sin embargo, y como suele suceder cuando de mantenimiento general de casa se trata, no solemos darle a nuestra inversión los cuidados que requiere. Por ejemplo: ¿sabías que las puertas eléctricas deben revisarse al menos una vez por año? Incluso, si se trata de un acceso muy transitado, requieren de mantenimiento cada seis meses. Además de la visita periódica de un técnico, también hay que cuidar:

-Antes que nada lee cuidadosamente el instructivo de uso: en este se especifican desde el voltaje requerido hasta cuidados puntuales. Las marcas serias, como Merik, empresa líder que es parte de la oferta de Conserje Palacio, siempre te entregará la póliza de garantía y un manual de instrucciones.

– Es muy importante conservar limpio el hueco de la puerta: las hojas sueltas y la tierra pueden provocar atascos que sobrecalientan el motor.

-Retira periódicamente el polvo que se acumule sobre el motor.

– Todos los elementos de la puerta (cadenas, bisagras, pestillos, etc.) siempre deben estar lubricados. ¿Tu puerta es muy ruidosa? Esa es una señal de que necesita lubricante.

– Al momento de elegir una puerta, recuerda preguntar por sistemas de seguridad: dispositivos que impidan que la hoja se desplome, sistemas para evitar que tu auto o tu mismo queden atrapados por la puerta, etc.

– Las puertas eléctricas son una tentación para los niños: no dejes que jueguen con ellas, especialmente que se cuelguen, no solo pueden dañar la puerta, también pueden lastimarse.

– Si tu puerta se avería y no cierra, llama inmediatamente al técnico: lo ideal es que no intentes cerrarla tú.

– Recuerda que Conserje Palacio, nuestro servicio de soluciones personalizadas, se puede encargar desde colocar tus puertas hasta realizar su mantenimiento anual.

Agenda una cita aquí.

Consejos / agosto 31 2017

¿CÓMO LIMPIAR TUS TAPETES?

¡No basta con pasar la aspiradora! Los tapetes  requieren también de algunos cuidados especiales para mantenerlos limpios y libres de malos olores, lo que además contribuye a alargar su vida útil. Eso sí, recuerda que se trata de un textil por lo que al limpiarlos hay que evitar que queden húmedos, pues se podrían echar a perder.

 

– A diferencia de las alfombras, los tapetes ofrecen la enorme ventaja de que se pueden desmontar fácilmente: basta retirarlos, sacudirlos en el exterior (pero cuida que no les de el sol, pues sus colores se pueden dañar) y dejarlos al aire libre un par de horas. Haz esto una vez al mes.

 

Aspira frecuentemente tus tapetes, pasando varias veces la aspiradora. Eso sí: invierte en una buena aspiradora que succione a profundidad el polvo y el pelo de las mascotas.

 

– Si un líquido cae sobre el tapete, limpia de inmediato: si el derrame penetra las fibras será mucho más difícil eliminarlo. Así, absorbe lo más que puedas con servilletas o paños blancos. Si se trata de vino o café, primero aplica un poco de agua mineral sobre la mancha y después absorbe.

 

– Para eliminar manchas antiguas puedes hacer lo siguiente: en un atomizador, mezcla una taza de agua y otra de vinagre y rocía ligeramente el área de la mancha; pasa un paño blanco y seco. Lo ideal es que saques el tapete para que se seque al aire libre.

 

– ¿Malos olores? Hay un sencillo truco para eliminarlos: espolvorea bicarbonato de sodio sobre tus tapetes y déjalo actuar por una hora, después pasa la aspiradora hasta eliminarlo por completo.

 

– Una buena idea es aplicar un tratamiento antimanchas a los tapetes. Conserje Palacio, nuestro servicio de soluciones de mantenimiento, puede orientarte al respecto; también recurre a este beneficio si requieres de una limpieza profesional. Puedes pedir una cita aquí.

 

 

 

Consejos / agosto 22 2017

ORGANIZA TUS ESPACIOS CON EL MÉTODO KONMARI

En su momento te recomendamos el libro “Transforme su hogar en un espacio permanentemente claro y libre de desorden con el increíble Método KonMari”, un best seller en Japón y Europa; de acuerdo con su autora, Marie Kondo, al momento que ordenamos y organizamos, también “ordenamos nuestras historias personales, aprendemos qué es lo que queremos de la vida y qué no, e incluso ganamos seguridad y confianza”. Pues bien, ya que mantener el orden es tan importante, en esta entrega queremos compartirte cinco estupendos consejos de Marie Kondo:

Conserva lo que te de alegría: Desocupa tu closet o estantes; pon todas las cosas en el suelo y antes de volver a colocarlas piensa: ¿este objeto me hace feliz?, ¿realmente es necesaria esta prenda? Si la respuesta es sí, consérvala, pero si es no, entonces tírala, o mejor aún, dónala.

Ordena con orden: De acuerdo con Marie, la mejor manera de ordenar es haciéndolo por categorías. La experta sugiere ir de lo más sencillo a lo más complicado. Comienza entonces con la ropa (que es lo más fácil de desechar), después sigue con los libros y papeles importantes de tu oficina en casa. Deja para el último las cosas que tienen un valor sentimental, pues son las que más trabajo cuestan al momento de decidir que se va a la basura.

Respeta tus cosas: Para Kondo, una buena manera para mantener el orden es imaginar que nuestras cosas poseen sentimientos: ¿qué sentirían de saber que están arrugadas y apretadas en un rincón? Suena extraño, ¡pero funciona!

Categoriza: Este es un punto clave. Guarda todos los objetos de un mismo tipo en un mismo sitio, así es más fácil encontrarlos sin desordenar. Incluso, en el caso de la ropa Marie sugiere ordenarla por colores y colocarla de manera vertical, esto se logra doblándola formando pequeños rectángulos hasta que esta se mantenga de pié por sí sola.

Todo a la vista: Lo que guardas en cajones o cajas debe quedar siempre a la vista, para que al abrirlos, en una ojeada sepas qué es lo que contienen.

Consejos / agosto 10 2017

¿CÓMO ELEGIR EL MEJOR COMEDOR PARA TI?

Cambiar tu mesa de comedor cuadrada por una redonda o simplemente sustituir las sillas, puede darle un giro total al espacio. Sin embargo, elegir la mesa y sillas adecuadas no es cualquier cosa: equivocarnos puede dar por resultado un comedor desequilibrado en el que nadie querrá hacer sobremesa. Para que elijas la mejor opción para ti, te aconsejamos:

– Un error común, y no solo al momento de elegir una mesa, sino también muchas otras piezas de mobiliario, es no medir el espacio. Mide la superficie y altura del área del comedor. Una vez hecho esto coloca cajas o marca con cinta el espacio destinado a la mesa, sillas y complementos. Vuelve a medir y busca el mobiliario que se ajuste a los parámetros.

– Sobre el punto anterior y su importancia: un comedor pequeño en un espacio grande nos hace pensar en un interiorismo incompleto que hará que agregues más y más elementos, rompiendo el equilibrio ideal; por el contrario, un comedor muy grande, empequeñece el espacio, da la sensación de encierro y hace que cualquier elemento decorativo –como espejos o luminarias– se sienta excesivo.

– La forma de la mesa la determina el espacio: para áreas cuadradas, se aconsejan las mesas redondas colocadas en el centro del espacio; las sillas pueden ser protagonistas. Para un espacio estrecho lo mejor son las mesas rectangulares, estrechas y alargadas con sillas no muy altas y un tanto discretas, de hecho, colocar bancos o taburetes alargados está en tendencia.

– Siguiendo con el espacio: un área pequeña requiere de piezas ligeras de líneas sencillas, por ejemplo las de Knoll ; cuando hay pocos metros también se recomiendan las mesas redondas. Por su parte, las piezas más pesadas y de carácter escultórico como las de Alfonso Marina son ideales para espacios amplios.

Antes de pintar, debes elegir primero el mobiliario; recuerda que la tendencia de color que impera dicta que aún los espacios pequeños pueden pintarse con colores oscuros, sabiendo como aplicarlos. Aquí los consejos de una experta.

 

Consejos / julio 31 2017

ILUMINACIÓN… QUE RELAJA

Cuando de diseñar un baño se trata… la luz es fundamental, y es que si queremos convertir esta habitación en un espacio de relajación y descanso, necesitamos incorporar iluminación que logre crear la atmósfera que buscamos. De hecho, uno de los elementos de la tendencia wellness, al menos al aplicarla en interiorismo, es precisamente la luz, entendida como un factor clave que nos brinda bienestar.

Así que si quieres hacer del baño todo un spa, te damos algunos consejos en cuanto al uso de luz se refiere:

– Incorpora dos tipos de iluminación: una directa e intensa en el área donde tienes los espejos para efectos prácticos (maquillarte, peinarte, etc.) y una difusa para relajarte en la ducha. La solución más simple es colocar reguladores de intensidad de luz.

– Los espejos con luces, además de estar fuera de tendencia, no son los más adecuados para lo que estamos buscando. Lo de hoy son los espejos de baño con marcos luminosos con luces LED. No solo ahorran energía sino que son más decorativos.

– Si tu baño es grande entonces también considera colocar luz indirecta en muros.

– Si tu baño no cuenta con un tragaluz o una buena ventana, recrea el efecto de la luz natural usando los llamados “focos de luz de día”. Los expertos aseguran que esta iluminación incluso es beneficiosa para la salud.

– Crea un espacio sensorial usando focos de colores en tu iluminación difusa: los tones azules y verdes son ideales para relajarnos.

– No te olvides de las luminarias: apuesta por las de diseño orgánico, de vidrio texturizado o pantallas basalto. Eso sí: que sean muy discretas.

Regístrate ahora y se de los primeros en recibir nuestras promociones, tendencias y novedades exclusivas.

Selecciona las categorias de tu interés: TODAS
  • Ambientes
  • Colaboradores
  • Consejos
  • Decoración
  • Inspiración
  • Marcas
  • Mesa y Cocina
  • Mobiliario
  • Niños
  • Noticias
  • Recomendación
  • Tecnología
  • Videos
[constantcontactapi formid="1"]
Registrar ahora