Inspiración / marzo 16 2018

CASA MONO, EN SAN AGUSTINILLO, OAXACA

Gaby y Mejía (Israel, pero todos lo conocen por su apellido); ella involucrada en cuestiones de marketing, él publicista, decidieron que llegado el momento de su retiro (para el que aún faltan años), vivirán en San Agustinillo –la playa entre Zipolite y Mazunte, Oaxaca–. Para ello construyeron Casa Mono, el inicio de lo que eventualmente será un hotel boutique, pero que por el momento es una casa encantadora que abre sus puertas a quienes quieran pasar unos días alejado del mundo (y huyen de los atestados resorts).

 

Casa Mono ofrece dos habitaciones totalmente equipadas y en las que caben cómodamente 8 personas. La habitación superior, Changa Maranga, cuenta con hamaca y un techo de otate ideal para ver los atardeceres, mientras que la inferior, Magulla Gorila, tiene una pileta donde puedes pasar la tarde tomando tu bebida favorita.

 

Sobre la arquitectura, Mejía nos contó: “La construcción de Casa Mono ha sido sumamente complicada porque decidimos utilizar materiales de la zona, así como mano de obra local; pero fue difícil transmitir nuestras ideas a los trabajadores para no terminar con los típicos techos de palma y acabados burdos”. Al final, lograron concretar su visión y el resultado es un buen balance entre acabados sencillos y los detalles que ponen los acentos. El interiorismo es minimalista para no robar protagonismo al entorno natural.

 

Por cierto, si eres artista gráfico, tienes que saber que los dueños de Casa Mono están revisando portafolios porque quieren que el lugar tenga un gran mural.

 

Así que si estás en busca de un refugio (que además es pet friendly), ¡este es una excelente opción!

 

Descubre más en Instagram: @casamonooaxca o en Airbnb.

 

También puedes reservar al: 55 41 29 43 16

Recomendación / octubre 19 2018

LA BUENA BARRA

Si algo tiene Monterrey es una escena gastronómica de lo más interesante; al tradicional cabrito se han
sumado desde la cocina molecular, hasta nuevas interpretaciones de la comida del norte.
Así, cuando estamos en la capital regia, es obligada una visita a La Buena Barra –uno de los mejores
restaurantes de San Pedro Garza García–, pero si estamos en la CDMX y sentimos nostalgia por su carta, no
hay problema: en Polanco hay una sucursal con la misma calidad y atención.

La propuesta es cocina mexicana abordada desde una perspectiva contemporánea; eso sí, haciendo énfasis
en los favoritos norteños, por ejemplo: los excelentes cortes. ¿Nuestra sugerencia? Pide la caña de filete al
mezcal, servida sobre un bloque de sal del Himalaya, flameada con mezcal y sazonada con mantequilla de foi
gras, o bien, para taquear, la barbachera: la interpretación de la casa de la barbacoa solo que elaborada con
arrachera. Acompaña con una copa de tinto de la casa: Casa Madero lo elabora para ellos.
Del mar hay que probar sus langostinos o bien, sus tacos de jaiba desnuda. Para cerrar con broche oro pide
su concorde de chocolate o el pay de limón, ¡ambos deliciosos!

También hay que decir que el interiorismo es bastante atinado (las lámparas fueron diseñadas especialmente
para La Buena Barra), además de que los dos ambientes, la terraza y el interior, se integran muy bien.
Sin duda una buena opción para una comida de negocios o para cerrar la semana.

Aristóteles 124 esq. Presidente Masaryk, col. Polanco.
Reservaciones: 52 80 66 99/63 95 39 39
Horarios: de lun a jue de 13:00 a 01:00 hrs. Vie y sáb de 13:00 a 02:00 hrs. Dom. de 13:00 a 18:00 hrs.

Inspiración / octubre 17 2018

CASA “REAL DE ARCOS” POR MAAD

El despacho de Mariano Aguirre realizó el interiorismo de esta casa familiar; el arquitecto nos explicó que su cliente quería: “‘Espacios amplios, pero acogedores’, y es que a la pareja le encanta recibir invitados por lo que el área social tenía que pensarse para recibir grupos grandes”. Partiendo de esto, Aguirre proyectó un estilo “contemporáneo y sofisticados para sala y comedor; mientras que el bar y desayunador son más relajados y acogedores”.

Hay que señalar que aún cuando en la premisa las áreas sociales sean importantísimas, los lugares privados no deben ser descuidados. En este caso, para esta familia la recámara principal es un punto de reunión, por lo que MAAD les propuso crear un espacio tipo “suite”.

En el proyecto se incluyeron varias marcas que conocemos muy bien; por ejemplo: la sala es de Linteloo, las mesas de centro de Orsenigo, los sillones de Camerich y hay una banca de Bernhardt . Por su parte, en el comedor nos sorprendieron las sillas de Eichholtz y las luminarias de Bodo Sperlein para Tane. En el bar destacan los bancos de Bontempi y los tapetes de Calvin Klein.

¿El detalle que llama la atención? Los cráneos son una constante, los encontramos estampados en cojines o como accesorios decorativos. Se trató de una sugerencia del cliente que Mariano supo integrar a la perfección. A continuación el resultado…

Recomendación / octubre 12 2018

DESIGN HOUSE 2018

Una de las actividades más esperadas de Design Week México sin duda es la Design House, la intervención por parte de los interioristas más destacados del país, de una casa que es completamente transformada. Se trata de un interesantísimo ejercicio de diseño, además de la mejor muestra de la propuestas de nuestra escena local. Este año entre los creativos convocados están Sofía Aspe, quien diseñó la galería, C Cúbica, encargada de la sala/lounge, Esencial, que hizo el cuarto familiar, Vieyra Arquitectos  creó el estudio, Olga Hanono propuso una sala de cine  y Vertebral, quienes se encargaron de hacer una azotea verde. En total fueron 24 los estudios que participaron en este acto de creación colectiva. Por cierto: Casa Palacio fue parte de la Design House: prestó piezas como el librero Venus o lámparas de SkLO para el montaje.

Puedes adquirir los boletos para entrar aquí o en la casa. Como siempre, lo recaudado será donado a una obra benéfica. No te la pierdas, solo tienes hasta el 28 de octubre para visitarla.

Monte Líbano 930, col. Lomas de Chapultepec

De lun a dom de 10:00 a 19:00 hrs.

Inspiración / octubre 10 2018

H2 VILLA, EN CÓRCEGA

Con impresionantes vistas al mar Tirreno, esta casa es un diseño de los arquitectos Vincent Coste y Bruno Flechet, quienes se decidieron por un estilo minimalista y muy contemporáneo, ¡pero además sustentable!: la villa está diseñada de manera tal que se adapte al relieve del terreno y a la vegetación, ambas protegidas por las autoridades de la isla de Córcega. De hecho, para que se integrara mejor a su entorno, la vivienda fue decorada con cedro rojo y cuenta con un techo verde

Los interiores también son espectaculares: dos elementos son centrales, primero la chimenea con su carácter escultórico y las lámparas de suspensión de vidrio soplado de SkLO; estas últimas no solo tienen una función utilitaria, sino que además le dan calidez y color al espacio. Por cierto, la colocación de las lámparas es una estudiada composición por parte de Coste y Flechet. El resto del mobiliario es mínimo y muy discreto, primero porque el gran protagonista de este diseño es la naturaleza mediterránea y después, para no robar atención a la interesante instalación que se montó con las piezas de SkLO.

Acompáñanos a conocerla.

Fotos de Florent Joliot

Regístrate ahora y se de los primeros en recibir nuestras promociones, tendencias y novedades exclusivas.

Selecciona las categorias de tu interés: TODAS
  • Ambientes
  • Colaboradores
  • Consejos
  • Decoración
  • Inspiración
  • Marcas
  • Mesa y Cocina
  • Mobiliario
  • Niños
  • Noticias
  • Recomendación
  • Tecnología
  • Videos
[constantcontactapi formid="1"]
Registrar ahora